Disfunciones sexuales

Entiende la diferencia de estas disfunciones, con tu Sex coaching

Es muy común que se confunda la dispareunia con el vaginismo y existen diferencias entre ambas, aunque no todos la conozcan. Por mucha diferencia que haya entre estas dos definiciones el dolor y la situación desagradable que se sufre durante el acto sexual es un acontecimiento que ninguna mujer le gustaría vivir.

El sufrimiento de dispareunia o vaginismo puede llevar a un distanciamiento y hasta una crisis en la pareja, debido a una depresión, baja autoestima o sentimientos de culpabilidad. E distanciamiento en la pareja suele ocurrir por simple frustración.

La diferencia entre dispareunia y vaginismo que existen son las siguientes.

Diferencia entre dispareunia y vaginismo

La palabra vaginismo puede ser más común solo por el hecho de que se ha escuchado mucho más y seguramente se le ha llamado así cuando se han sufrido los síntomas de dispareunia, por ello, vamos a conocer la diferencia real que existen entre ambos.

Dispareunia: Es un dolor real. Puede ser causada por una irritación vaginal, una infección, sequedad o el atrito de piel causados por la la edad y cambios hormonales. En la dispareunia se consigue la penetración, pero las molestias son grandes, es como una sensación de ardor o punzadas, haciendo que la mujer tenga de tener el acto sexual por dolor.

todos sobre disfunciones sexuales. Dolor vaginal relacion sexual

Aprende sobre los dolores vaginales . Dispareunia y vaginismo en que se difieren. (imagen sacada de internet)

 

Vaginismo: Es la disfunción sexual femenina de alta prevalencia, afectando a chicas jóvenes y menopáusicas. En este caso la penetración es imposible, la vagina se cierra y no permite tener relaciones sexuales.

Estos problemas pueden ir a peor, ya que las mujeres que sufren estos dolores en la penetración terminan teniendo un bajo deseo sexual hasta dejar de intentarlo, es entonces cuando surgen los problemas de pareja debido al círculo vicioso que se genera. El dolor provoca más miedo al dolor y la vagina se contrae cada vez con más facilidad.

Los médicos suelen diferenciar por fases, el concepto de vaginismo podemos encontrarnos con el vaginismo primario, es cuando la mujer nunca ha llegado a la penetración, la chica no es consciente de este problema y lo sufre la primera vez que intenta tener algún tipo de penetración tanto de un pene como de un juguete sexual. Por el contrario, el vaginismo secundario es cuando la mujer ha conseguido la penetración anteriormente y de pronto es incapaz de realizarlo, esto se debe a causas normalmente traumáticas que pueden variar como creencias limitantes de prohibiciones, causas sentimentales, emocionales  y causas externas ya sean físicas, o infecciones.

Algunas causas por las que no se puede alcanzar la penetración o es dolorosa, tanto físicas como emocionales, puede ser por himen rígido, endometriosis, inflamación de la pelvis, tumores pélvicos, también por miedo al coito, experiencias sexuales traumáticas, ansiedad ante una penetración, una educación sexual escasa, depresión e incluso hostilidad con tu pareja, entre otras muchas.

Vaginismo

Vaginismo, entienda esta disfunción con tu coaching sexual (imagen sacada de internet)

Cómo superar el problema

Tanto el vaginismo como la dispareunia tienen solución y se puede tratar  desde que busque profesionales que te ayuden a superar ese punto de dolor a la hora de practicar el sexo con tu pareja o contigo misma.

Buscar las posibles causas que te llevaran a esta situación.

Comunicar a la pareja la dificultad en la que te encuentras. Para que le tenga en cuenta.

Si se presiona o se exige lo normal es que el problema persista o se vaya agravando, llegando incluso a que la mujer termine por detestar el sexo. Por eso, es muy importante que haya comprensión y paciencia entre la pareja y dejar al margen la importancia del sexo.

Al igual que cuando se visita a un profesional es conveniente que se vaya en pareja, ya que el problema tiene que asumirse por ambas partes no sólo la mujer.

Con una terapia de pareja se puede llegar a solucionar la situación de manera efectiva. Además, el profesional se encargaría de ayudar a la mujer ofreciéndole alternativas y juguetes como dilatadores sexuales y otros objetos que ayuden a ir soltándose poco a poco hasta llegar a tener una penetración plena.

La dispareunia y el vaginismo al fin y al cabo es un problema de pareja que hay que superar juntos para que las relaciones sexuales sean positivas, en el caso de ser por una complicación psicológica es cuestión de tiempo que se llegue a encontrar una solución siempre que se reme en la misma dirección.

Si por el contrario se trata de problemas físicos, la mejor forma de acabar con la situación es acudiendo a un profesional y acabar de raíz con las molestias.

Espero que te hay ayudado.

Si tienes alguna duda o consulta, escribirme.

Suscribete para recibir nuestras actualizaciones, y aprende a ser  El mejor amante que tu pareja puede tener, Un super beso.