Como os comente en la primera y la segunda entrega de los mitos, hoy vamos a desvelar porque son mitos así podrás deshacerte de estas ideas erróneas y empezar a disfrutar y vivir tu sexualidad con más libertad.

Si no llegaste a ver los otros artículos te dejo el enlace para que puedas conferir.

Qué son los mitos y de dónde vienen.

Secuelas de los mitos. Que puede llegar ocurrir si sigues con estas falsas ideas.

Algunos de los mitos sexuales más frecuentes y cómo afectan nuestra la sexualidad.

  • La penetración en el encuentro sexual es lo más importante. 

    Las relaciones sexuales son mucho más que solo la penetración. El órgano sexual más importante es el cerebro y el más extenso la piel.

  • El tamaño del pene importa. 

    Está científicamente comprobado que esto es falso. La zona más sensible de la  vagina está en los primeros 5 centímetros, además, la vagina está compuesta por tejidos musculares que se adaptan al tamaño del pene, existen  ejercicios como el (pompoarismo o ejercicios de Kegel) que pueden ayudar a que estos músculos envuelvan y consigan hacer presión en el pene independiente de su tamaño. El clítoris reacciona directamente al tacto, por lo que no se necesita penetración.

  • El hombre siempre tiene deseo sexual. 

    Hombres y mujeres no siempre tenemos el deseo de tener sexo. El deseo no depende de qué género sea, sino de múltiples factores. En general el deseo sexual es igual en ambos sexos.

  • El punto P. Los hombres que se excitan analmente son homosexuales. 

    El Punto P es la próstata y es un órgano glandular, de tamaño similar al de una nuez, que se encuentra debajo de la vejiga y delante del recto el resultado de las caricias en esta zona provoca un placer muy intenso, porque tiene muchísimas terminaciones nerviosas. La sensación es similar al del punto G femenino.sexo y mitos

  • Cuando el hombre pierde la erección. Es que no encuentra a su pareja sexualmente atractiva.  Suele ocurrir  que la desea tanto a esta mujer que piensa que puede defraudarla. Existen otras causas de la disfunción eréctil tales como el estrés, toma de medicamento y diabetes.

  • El alcohol es un potenciador de la erección y del deseo sexual. 

    El alcohol puede desinhibir, pero también causar problemas en la erección, sequedad vaginal, y por consiguiente la falta de deseo.

  • El orgasmo es más placentero si es simultáneo. 

    Por lo contrario, muchas parejas que se esfuerzan por conseguirlos crean una presión innecesaria, lo cual contribuye a que la pareja no disfrute de su relación sexual. Los orgasmos simultáneos no son síntoma de tener una vida sexual placentera y satisfactoria.

  • Las fantasías sexuales son en realidad un deseo potencial. 

    Muchas fantasías solo sirven para la excitación, pero no coinciden con un deseo sexual. Por ejemplo: hay mujeres que se excitan con la fantasía de ser violadas, pero, evidentemente, no lo desean.

Estos son apenas  algunos de los mitos, es importante que hagas una reflexión, y, encuentre tus propias creencias y mitos que pueden llegar a frenarte, a la falta de disfrute,  sin poder entregarse a los placeres sexuales. En la página de inicio de la web, hay un regalo para ti. Para que rompa de una vez por todas, todos los mitos e ideas que pueden estar limitandote  y empieces vivir una sexualidad libre y plena.

 

Descarga ahora tu regalo gratuito 

CUADERNO DE EJERCICIO

DA EL PRIMER PASO PARA VIVIR CON  PLENITUD TU SEXUALIDAD.

SUSCRÍBETE Y DESCIFRA TU PODER SEXUAL.