El masaje fue desarrollado por los tántricos modernos en las últimas décadas para resolver problemas generalizados que acompañan el estilo de vida convencional. Los aspectos beneficiosos del masaje son muchos; Sin embargo, es conocida como una herramienta de sanación profunda y famosa por su capacidad para eliminar los bloqueos sexuales y energéticos. Al probar un masaje, la persona puede experimentar una remodelación de todo su ser, mejorando su nivel de salud y bienestar, la capacidad de amar más profundamente, un aumento en el placer y el potencial orgásmico, así como un logro espiritual.

Esto es importante debido al hecho de que muchos de los problemas que enfrentan las personas modernas (trastornos emocionales, problemas mentales, disfunciones sexuales y problemas de salud) se atribuyen a bloqueos e impresiones incrustadas en un nivel imperceptible.

Esta práctica sagrada no es solo una forma común o un ramo de masaje. De hecho, es único porque incorpora la esencia tántrica de shakti, o energía. Cuando el terapeuta incorpora hábilmente esta esencia en un masaje, el potencial de sanación aumenta exponencialmente y los resultados o efectos se multiplican. Puede tocar las capas y los aspectos más profundos de un ser humano.

Beneficios del masaje tántrico

El masaje tántrico consiste en estimular los nervios situados en los órganos sexuales para crear nuevos caminos y conexiones cerebrales en el sentir. En una sesión tántrica, pueden suceder muchas cosas. Por lo general, implica eliminar cualquier bloqueo en el cuerpo de la persona para dar paso al flujo de energía sexual. Libera a las personas a ser más expresivas en el mundo, más vivas, más activas y más felices. Durante el masaje, a veces aparece la oscuridad, a través de las lágrimas o la ira. Pero la belleza del tantra es que puede permitir que su cuerpo acceda al dolor traumático de manera segura, permitiendo que surja en un ambiente seguro y luego se transforme por la magia del orgasmo.

¿Cómo se hace el masaje?

El masaje se realiza en una camilla o futon y la terapia dura aproximadamente 1 hora. Cualquier persona de cualquier edad puede beneficiarse de esta técnica. Para realizarlo, la persona se acuesta, con el área pélvica libre o con ropa interior, para continuar con el masaje de desbloqueo sexual. Esta técnica consiste en ejercer presión en ciertas áreas, con mayor o menor intensidad. Es importante tener en cuenta que la terapia se adapta a ti y no tu a ella.

Con el masaje, el terapeuta busca un dolor que al mismo tiempo tiene un punto agradable, para despertarlo del «dolor del sueño». Esto se debe a que nuestro cuerpo hace ajustes y correcciones para seguir viviendo y anestesia este dolor. Con esta técnica, el terapeuta la libera.

Es diferente para cada persona.

El masaje es diferente para cada persona. Para las víctimas de abuso sexual y violación, hay un cuidado adicional. Al principio, no hay toques genitales, por ejemplo, precisamente para que haya confianza entre el paciente y el terapeuta. Solo entonces hay otro tipo de estímulo, en el que existe el toque genital en los labios grandes y pequeños y el clítoris (en el caso de las mujeres o la estimulación del cuerpo del pene y el glande (en el caso de los hombres). Con la evolución emocional, se agrega estimulación interna en mujeres, en la zona G, al comienzo del canal vaginal, en hombres, en la próstata.

¿La terapia causa molestias?

A veces puede sentir molestias en otras partes del cuerpo. Durante todo el proceso, el dolor es nuestro amigo, como terapeutas utilizamos para nuestro beneficio porque el dolor es, el que nos guía, donde más le duele es exactamente donde el cuerpo necesita más atención.

El terapeuta tántrico trabajará con la sexualidad, no con el sexo.

Al contrario de lo que la mayoría de la gente piensa la terapia tántrica no es un acto sexual, aunque este trabajando con la energía sexual el terapeuta siempre esta vestido en las sesiones, mientras que la persona que recibe el masaje está desnudo.

Si asiste a una sesión de terapia tántrica esperando sexo, saldrá muy frustrado. Del mismo modo, si recibe este tipo de enfoque de un terapeuta, sepa que no ha estado ante un profesional serio. El papel del terapeuta tántrico debe ser desprogramar conceptos, romper paradigmas y limpiar su cuerpo del condicionamiento que tiene con respecto a los estímulos que recibe. Y esto no se hace con el sexo, sino con técnicas que, cuando se aplican, cambian la bioquímica y la percepción que tenemos de nuestro cuerpo.

Más allá del masaje

Aunque el masaje es muy importante, la terapia tántrica es mucho más amplia y ofrece una variedad de recursos como respiración, técnicas vibracionales y energéticas, dinámica corporal, meditaciones e incluso bailes.

Ayudan a disolver la armadura creada por las emociones y experiencias estancadas, reprimidas en nuestro cuerpo, haciéndolo más ligero, limpiándolo de las somatizaciones que pueden causar estos sentimientos desagradables. Además, trabajan en la producción hormonal de varias glándulas, generando descargas de serotonina, oxitocina y otras hormonas relacionadas con el placer y la alegría.